La Ortodoncia invisible en Mallorca [ parte 2]

La Ortodoncia Infantil de la mano de Tomas Sastre

La Ortodoncia invisible en Mallorca

¿Se consigue la misma calidad que con los brackets tradicionales?

La ortodoncia en niños, o lo que le llamamos ortodoncia invisible  es una técnica de corrección relativamente moderna. Frente a los brackets tradicionales que llevan años utilizándose, éstos han conseguido demostrar su eficacia a través de los años y miles de pacientes satisfechos. Esto no quiere decir que la ortodoncia invisible no funcione, pero sí es verdad que debido a su reciente aparición en el mercado, no cuenta todavía con tantos casos de éxito certificados como los brackets.

Sin embargo, hay otro factor en el que la ortodoncia invisible mejora a los brackets. Las soluciones metálicas con tirantes y tornillos de ajuste son implantadas por el dentista en base a su criterio y experiencia. Realmente esperamos que el resultado final sea el más óptimo, pero no tenemos ninguna base para ver cómo quedaría nuestra boca al final del tratamiento.

Con la ortodoncia invisible, nos proporcionan un sistema de simulación 3D en el que podremos ver la evolución de nuestros dientes a lo largo de todo el proceso así como el resultado final que obtendremos.

¿Se tarda más tiempo en conseguir resultados con la ortodoncia invisible que con los brackets?

No, de hecho, se pueden conseguir los mismos resultados incluso en la mitad de tiempo. En general, con los brackets podemos esperar un tratamiento de unos 2-3 años, mientras que con la ortodoncia invisible existen casos documentados de resultados satisfactorios en 18 meses o incluso menos de un año. Como siempre, estos plazos dependerán de las particularidades de cada caso y problema a tratar.

¿Cuánto cuesta una ortodoncia invisible?

El coste de la ortodoncia invisible puede ser muy similar a la de los brackets tradicionales. Dado que se utilizan materiales de alta calidad, y es necesario fabricar una secuencia de piezas para todo el proceso, su coste puede ser algo más elevado, sin embargo, debemos contar con menos visitas al dentista, por lo que los costes al final pueden equilibrarse. Como estimación, un tratamiento de ortodoncia invisible puede costar entre los 4000 y 6000 euros, aunque no es posible determinar esta cantidad con exactitud hasta que el dentista haya evaluado la complejidad de cada caso que se le presenta.

Entonces, ¿Cuál es la mejor opción?

Cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes. Con los brackets no deberás preocuparte de las renovaciones del aparato más allá de las revisiones rutinarias del dentista, mientras que con la ortodoncia invisible debes ser muy constante y ordenado para tenerlos puestos el mayor tiempo posible, ya que, -y esta es una de sus ventajas-, podrás retirarlos cuando quieras para ocasiones especiales o para la higiene diaria.

Por otra parte está la cuestión económica y estética. Si bien la ortodoncia invisible es mucho más estética, el coste puede ser más elevado respecto a los brackets tradicionales.

En cualquier caso, consulta siempre con un profesional. Es importante que estudien tu caso de manera particular y puedan asesorarte sobre la mejor opción a tomar.

Deja un comentario